Primero de MAYO!

1mayo
1mayo2015cas_valencia_web
Desde la sección sindical de la CNT en EDE Taldea participámos activamente en el primero de mayo tomando la palabra después de la manifestación. Este fue el texto que leímos

“Yo hoy pongo rostro a las personas que desde la CNT realizamos trabajo sindical en las empresas: las que dedicamos tiempo a reunirnos con el resto de compañeras y compañeros que formamos las secciones sindicales, las que trabajamos codo a codo con las personas que forman las estructuras de las que dispone el sindicato para apoyarnos (asesores, abogados, economistas…), las que nos coordinamos con el resto de sindicatos que están presentes en nuestras empresas cuando eso es posible, las que estamos presentes y luchamos en todas las negociaciones que podemos, las que nos movilizamos y promovemos concentraciones, paros y huelgas en nuestros centros de trabajo, las que soportamos la presión y las represalias por parte de los responsables de nuestras empresas, en definitiva, las que dedicamos tiempo y energías a defender de manera organizada nuestros derechos en los centros de trabajo.

Y pongo rostro también a una realidad que quizás rompa la imagen que muchas y muchos puedan tener de este sindicato, la de las mujeres que militamos en la CNT, ya que aunque muchas y muchos de vosotros lo ignoréis, la mayor parte de las personas que trabajamos en las secciones sindicales somos mujeres, el colectivo que, junto a las personas jóvenes y las inmigrantes, más ha sufrido y más sigue sufriendo la mal llamada “crisis” y que en el caso de tener empleo, trabaja en peores condiciones laborales aún que sus compañeros: con mayor precariedad y con peores sueldos. Y por si fuera poco, que soporta aún hoy en día, a pesar de la igualdad formal que existe a nivel legal entre hombres y mujeres, ser en quienes recaen casi de manera exclusiva las actividades de los cuidados, del mantenimiento de la vida y de la salud de la mayor parte de las personas de esta sociedad.

Las mujeres somos el colectivo al que esta sociedad patriarcal adjudica la realización de las tareas que considera secundarias y que están peor valoradas, hecho que incluso asumimos, de manera inconsciente, en nuestros espacios de lucha y de organización, al reproducir tanto las mujeres y los hombres, también de manera inconsciente, los roles para los que hemos sido educadas y educados.

Si hacemos una valoración de la actividad de las secciones sindicales, la foto actual de la situación no nos coloca en un lugar fácil: no somos lo numerosas y numerosos que nos gustaría, la conciencia y la movilización de la clase trabajadora dista mucho de la que cabría esperar en una situación tan grave como la actual, y a veces pagamos muy caros nuestros éxitos y nuestros aprendizajes, pero a pesar de todo, con nuestra lucha cotidiana en nuestros centros de trabajo logramos algunos triunfos y somos capaces de:

  • Evitar despidos individuales y colectivos
  • Frenar medidas de la patronal encaminadas a recortar nuestras ya menguadas condiciones laborales
  • Informar, sensibilizar y movilizar a nuestras y nuestros compañeros de trabajo
  • Ser motores de mejoras concretas para las y los trabajadores.

Todo esto lo realizamos en lugares como:

EDETaldea, Hotel Ercilla, La Palma, La Oka, TCA, Mediapost,  y muchas más….

La experiencia nos enseña que los logros que alcanzamos se basan en que nuestra manera de trabajo: conjuntamente, apoyándonos las unas a los otros, de manera horizontal, nos permite aprender a manejar nuestros miedos, a canalizar nuestra rabia, a pensar de manera concreta y eficaz, a avanzar en nuestro empoderamiento como trabajadoras y trabajadores, como personas y como organización. Sólo en conjunto alcanzamos logros que son esperanza para nosotras y para el resto de la sociedad.

Hay mil argumentos para permanecer calladas y callados, para evitar hacer, para verlo todo desde segunda fila, pero si deseamos poder vivir dignamente, con la cabeza alta y la posibilidad de poder mirarnos las unas a las otras y a nosotras mismas sin miedo y vergüenza, sólo nos queda unirnos, apoyarnos, cuidarnos y luchar.

Y es que como dijo Eduardo Galeano: “Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos.”

1mayo2

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s