Minerva, EDE Fundazioko langilea, lan sindikala egiteagatik zigortzeagatik, EDE TALDEA auzitara

Ezin gara isilik geratu, ezin dugu onartu zigortzen eta kaleratzen jarraitzea, ikuspegi kolektibo batetik guztion eskubideak eta euren burua defendatzen duten kideen borondatea makurraraztea.

Pasa den uztailean, EDE Taldeak gure kide baten kontrako, Minerva Leonen aurkako, zigortze prozesu bat martxan jarri zuen. Bere «delitu» bakarra Lan Ikuskaritzaren eta Bizkaiko Gizarte Segurantzaren aurrean, Enpresa Batzordeko kide ohi gisa, deklaratzera joatea izan zen.

Dakizuen bezala, ikuskatze prozesu honen ostean, zeinetan Minervak EDE Taldeko delegatu gisa izandako bizipenen berri eman eta dokumentuak aurkeztu zituen, txosten suntsitzailea eratu zuen ikuskariak; bertan, EDE Taldea osatzen duten lau erakundeentzat (EDE Fundazioa, Suspergintza Elkartea, ST3 Elkartea eta Suspertu SM) izun handiak proposatu zituen arau hauste larri edo oso larriengatik.

EDE Taldeko Lan Arloko arduradunak eta EDE Fundazioko Koordinatzaileak martxan jarritako zigor espedientea, bertan argudiatzen zen langileak kontratuzko fede ona urratu zuela Lan Ikuskaritzan lekukotasuna emanda, hilabeteko lan eta soldata gabeko izunarekin ebatzi zen; irailean bete zuen zigorra gure kideak. Batzuk, behar bada, kontuan izanda enpresak kaleratzearekin zigortzeko aukera eskutan izan zuela, hainbesterako ez dela izan pentsatuko duzue.

Minervaren kasuan, berak baino lehen EDE Taldearen arbitrariotasuna eta zigorrak jasan dituzten beste kideenetan bezala, ez dago soilik berez larria den zerbait jokoan, kaleratze edo hilabeteko soldata galera, zerbait are larriagoa baizik, langile bezala sindikalgintzarako duen eskubidea, entitate honetan lan sindikala egitea eta bere eskubideak defendatzeko behar duen tokira joateko eskumena (Lan ikuskaritza edo epaitegia).

Minervak, Justizia Auzitegi Nagusiak kaleratze bidegabearen errekurtsoa ebatzi zain dauden ST3ko langileek eta aurretik zigortuak edo kaleratuak izan diren beste askok, badakite ongi zeintzuk diren EDE Taldearen bidetik irtetearen ondorioak.

Ezin gara isilik geratu, ezin dugu onartu zigortzen eta kaleratzen jarraitzea, ikuspegi kolektibo batetik guztion eskubideak eta euren burua defendatzen duten kideen borondatea makurraraztea. Horregatik, datorren abenduaren 13an, Minervak epaitegietan lan sindikalerako eskubidea eta askatasuna defendatuko ditu, eta EDE Taldeari eskatuko dio ezarri zioten zigorra, hilabete lan eta soldatarik gabe, kentzea. Bera laguntzera eta zuen babesa ongien iruditzen zaizuen bezala adieraztera animatzen zaituztegu.

Bilbo, 2018ko azaroaren 28a

CNT, ELA, ESK, LAB

Advertisements

EDE TALDEA a juicio por sancionar a Minerva, trabajadora de Fundación EDE, por realizar actividad sindical

No podemos quedarnos calladas y seguir permitiendo que se castigue, se despida y se trate de doblegar la voluntad de aquellas compañeras y compañeros que tratan de defenderse y defender los derechos de todas y todos desde una visión colectiva.

 El pasado mes de julio, la dirección de EDE Taldea inició un proceso sancionador contra una de nuestras compañeras, Minerva León. Su único ‘delito’ fue haber acudido a declarar en calidad de antigua miembro del Comité de Empresa ante la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social de Bizkaia.

Como ya sabéis, este proceso inspector en el que Minerva aportó y documentó su vivencia como delegada del comité en EDE Taldea junto a otras compañeras, supuso un demoledor informe donde la inspectora, tras más de dos años de investigación, propuso cuantiosas sanciones contra las cuatro entidades del grupo laboral EDE Taldea (compuesto por Fundación EDE, Suspergintza Elkartea, ST3 Elkartea y Suspertu S.L.) por infracciones de carácter grave o muy grave.

El expediente sancionador iniciado por la responsable del Área laboral de EDE Taldea y el Coordinador de Fundación EDE, y que argumentaba que la trabajadora había vulnerado la buena fe contractual con su testimonio en Inspección de Trabajo, se resolvió con una sanción de un mes sin empleo y sueldo que la compañera cumplió el pasado mes de septiembre. Muchas, tal vez pensaréis que, teniendo en cuenta que la empresa incluso barajó la posibilidad de sancionarla con el despido, no ha sido para tanto.

En el caso de Minerva, como en el de otras compañeras y compañeros que han sufrido antes que ella la arbitrariedad y los castigos de la dirección de EDE Taldea, no sólo nos estamos jugando algo ya de por sí grave, como pueda ser un despido o un mes sin sueldo, sino que está en juego algo mucho grave, su derecho como trabajadora a la libertad sindical, a realizar actividad como sindicalista en esta entidad y a recurrir ante donde considere (Inspección de Trabajo o juzgado) para defender sus derechos.

Minerva, las compañeras de ST3 que siguen a la espera de que se resuelva el recurso contra su injusto despido en el Tribunal Superior de Justicia y otras muchas compañeras que han sido sancionadas o despedidas antes, conocen muy bien las consecuencias de salirse del redil en EDE Taldea.

No podemos quedarnos calladas y seguir permitiendo que se castigue, se despida y se trate de doblegar la voluntad de aquellas compañeras y compañeros que tratan de defenderse y defender los derechos de todas y todos desde una visión colectiva. Por ello, el próximo 13 de diciembre, Minerva defenderá en los tribunales su derecho a la libertad y actividad sindical y exigirá que EDE Taldea retire la sanción de un mes sin empleo y sueldo que le impuso. Os animamos a apoyarle y mostrarle vuestro apoyo de la manera que mejor os parezca.

Bilbo 28 de noviembre de 2018

CNT, ELA, ESK, LAB

EDE TALDEA amenaza con el despido disciplinario a una militante de ESK como represalia por acudir a Inspección de Trabajo

El pasado lunes 9 de julio la responsable laboral de EDE Taldea y el Coordinador de Fundación EDE, comunicaron a Minerva León la apertura de un expediente por vulneración grave y culpable de la buena fe contractual” y que puede suponer el despido disciplinario de nuestra compañera.

Esta actuación de la dirección de Fundación EDE, que es quien firma el expediente, es totalmente inaceptable y solo comprensible en términos de caza de brujas dirigida contra aquellas personas que se han atrevido a reivindicar sus derechos. La dirección sigue aplicando la misma lógica que ya aplican sobre la plantilla de ST3 Elkartea o que ha aplicado en los últimos años contra aquellas personas despedidas por motivo de su actividad sindical.

De nuevo se traspasan líneas rojas y se busca castigar a las personas que deciden denunciar las irregularidades que se cometen en la entidad, como ya viene sucediendo desde hace años con las sanciones, cambios de puesto y despidos sufridas por quienes hemos decidido cuestionar algunas actuaciones y decisiones de la dirección.

Más concretamente, de lo que se le acusa a Minerva es de acudir a Inspección de Trabajo a declarar el mes de mayo de 2018, cuando fue citada por una inspectora en calidad de vicepresidenta del antiguo comité de empresa de Fundación EDE, del que formaba parte desde 2013 tras ser elegida bajo las siglas del sindicato ESK. Junto a ella compareció la por entonces presidenta de dicho comité, María Gutiérrez.

En esta reunión, las 2 compañeras mencionadas contaron y documentaron su vivencia al frente del comité y su posterior dimisión en bloque del mismo por verse obligadas a firmar un acuerdo al que eran contrarias debido a las fuertes presiones recibidas por parte de la Dirección y su entorno.

Cabe destacar que con anterioridad, el 17 de abril de 2018, tuvo lugar una reunión con la Inspectora de trabajo a raíz de la misma denuncia por las vulneraciones que habían sucedido en EDE TALDEA en los últimos años y a la que fuimos convocadas las secciones sindicales de ESK, LAB, ELA y CNT en EDE TALDEA junto con representantes de EDE TALDEA. En dicha reunión se habló de los medios que la empresa pone a disposición de las secciones sindicales para las comunicaciones con las personas trabajadoras y de los diferentes problemas y denuncias que han existido a lo largo de los últimos años. La inspección solicitó tanto a la empresa como a las y los representantes sindicales documentación relativa a la investigación que estaba llevando a cabo acerca de la vulneración de los derechos de las trabajadoras y trabajadores de EDE TALDEA.

Como resultado de estas reuniones, y tras una investigación comenzada hace más de 2 años, Inspección de Trabajo ha emitido un informe demoledor donde se sanciona a las 4 empresas del  “grupo laboral patológico” EDE TALDEA: Fundación EDE, Suspergintza Elkartea, ST3 Elkartea y Suspertu S.L. por infracciones de carácter grave o muy grave.

Ante este informe la respuesta de dirección ha sido abrir este expediente sancionador a Minerva aduciendo mala fe en sus declaraciones. En vez de optar por replantearse sus prácticas y maneras de funcionar, las y los responsables del grupo han apostado por más de lo mismo, colocando en el punto de mira a Minerva, compañera que lleva alrededor de 20 años trabajando y construyendo en esta entidad y tejiendo alianzas y colaborando con otras redes. Cualquiera que conozca a Minerva, y los responsables de la entidad la conocen bien, no pueden cuestionar sin ruborizarse su buena fe, implicación y lealtad como trabajadora y compañera. Y por ello, sus compañeras y compañeros la vamos a acompañar en su lucha hasta que se retire esta injusta sanción.

Por todo esto, os convocamos y todas y todos vosotros tanto a la concentración el miércoles día 18 de julio a las 12:00 en Simón Bolívar para acompañar a Minerva y hacerle llegar nuestro apoyo, solidaridad y cariño.

No podemos quedarnos calladas y callados ante esta actuación de la dirección. La venganza y las represalias por defender los derechos de las y los trabajadores no deberían tener cabida en una entidad que dice trabajar por la transformación social. No hacer nada y mirar a otro lado es legitimar esta barbaridad.

CNT, ELA, ESK, LAB

Inspección de Trabajo sanciona a EDE Taldea por vulnerar de manera reiterada los derechos de las y los trabajadores

Las diferentes empresas del grupo reciben tres sanciones “muy graves” y una “grave” por hechos sucedidos entre 2015 y la actualidad.

Hace unos días hemos tenido conocimiento de un informe realizado por la Inspección de Trabajo de Bizkaia a raíz de una denuncia interpuesta en ese organismo por algunos hechos sucedidos en EDE Taldea los últimos años.

Tras mantener Inspección de Trabajo varias reuniones con representantes de EDE Taldea y con miembros de las secciones sindicales y los comités de empresa de dicha entidad, tras analizar diferente documentación (la aportada por la entidad, por las y los miembros de las secciones sindicales y las sentencias judiciales sobre diferentes empresas del grupo) y tras realizar otras consultas e investigaciones, el resultado ha sido un extenso informe de 85 páginas en el que se detallan numerosos hechos en los que la inspectora se basa para llegar a las siguientes conclusiones:

  1. A pesar de lo que la empresa afirma, Inspección de Trabajo sostiene que en consonancia con lo recogido en “las múltiples sentencias judiciales existentes”, en el caso de Fundación EDE, Suspergintza Elkartea, ST3 Elkartea y Suspertu nos encontramos “sin ningún lugar a dudas ante un grupo de empresas laboral en el que se dan todos los elementos patológicos del mismo”.
  2. Se han producido “numerosos incumplimientos de procedimiento en las negociaciones de descuelgue salarial realizadas en las distintas entidades a lo largo de los años”. Y desataca como especialmente grave alguno de los realizados en ST3 Elkartea.
  3. A pesar de existir sentencias que obligan a EDE Taldea a permitir el derecho a los sindicatos a informar libremente a todas las personas que forman las plantillas de las diferentes empresas que forman el grupo, Inspección de Trabajo afirma que “las empresas y el grupo en su conjunto, continúan a fecha actual sin permitir su ejercicio” y desmonta las explicaciones dadas por la empresa, que califica de “peregrinas”, para no permitir un sistema de comunicación que no obligue a los sindicatos a desvelar nombres de sus afiliados en cada una de las empresas del grupo para tener acceso a una cuenta de correo.

    Sobre este punto, se afirma que “condicionar el derecho de comunicación de una sección sindical a la identificación de personas afiliadas a la misma en cada empresa… supone una vulneración clara del derecho…” y llega a suponer una vulneración del derecho constitucional de libertad sindical.

    Este hecho supone, en opinión de Inspección de Trabajo, una infracción GRAVE.

  4. En el informe realizado se detallan además numerosos casos de “discriminación por motivos sindicales” en Fundación EDE, ST3 Elkartea y Suspertu entre 2015 y 2018.

    Entre las vulneraciones del derecho a la libertad sindical recogidas, señalamos los siguientes:

    ST3 Elkartea:

    • Revocación ilegal de la delegada sindical en 2015.
    • Despido de dos representantes de los trabajadores en 2015 por motivos antisindicales.
    • “Voluntad de limitar la acción sindical al negar la legitimidad de las secciones sindicales” y “tratar de instigar a los trabajadores desde la Dirección para que (…) ejerzan presión sobre la delegada de personal” en 2016.
    • Presiones a la plantilla por parte de la Dirección para “apoyar la postura empresarial y desacreditar la mantenida por su representantes legal” en 2016.

    Fundación EDE:

    • Dimisión de las delegadas del comité de empresa en 2015 tras ser “víctimas de hostigamiento constante por parte de la Dirección y una parte de la plantilla afín a ella”.
    • Episodio sufrido por una trabajadora miembro de una sección sindical durante un periodo de negociaciones consistente en “expresiones insultantes y ofensivas hacia el sindicato de la trabajadora y la actividad sindical de la misma”.
    • Despido de una trabajadora miembro de un sindicato mientras estaba en situación de reducción de jornada por guarda legal por cuidado de menores.

    Suspertu:

    • Alteración del censo de trabajadores para evitar la celebración de elecciones sindicales.
    • Revocación de una trabajadora como representante legal de las y los trabajadores en una comisión negociadora por motivos sindicales.
    • Despido de una trabajadora que se había significado sindicalmente.

    Estos hechos constituyen, en opinión de Inspección de Trabajo, tres infracciones MUY GRAVES, una en cada una de las empresas.

Ante todo esto, la empresa no puede seguir echando la culpa, como siempre, a los sindicatos, ni siquiera a los juzgados o a Inspección de Trabajo, como está sucediendo. Si los juzgados, Inspección de Trabajo o la Autoridad Laboral del Gobierno Vasco llevan años analizando lo que sucede en EDE Taldea y llegando a la conclusión unánime de que en todas las empresas del grupo se vienen produciendo numerosas y continuas vulneraciones de los derechos de las trabajadoras, será porque, evidentemente, las personas responsables del gobierno y la dirección de EDE Taldea llevan años optando por prácticas que vulneran la ley.

No se trata de hechos puntuales, sino de hechos ya criticados por las y los representantes de las y los trabajadores desde hace años, y de hechos por los que EDE Taldea lleva recibiendo condenas y sanciones hace años, es decir, que se trata de decisiones en las que se ha insistido conscientemente a pesar de que los responsables de EDE Taldea sabían que eran ilegales e iban en contra de los derechos de sus trabajadoras y trabajadores.

¿Asumirán las y los responsables de EDE Taldea las consecuencias de unas conductas que ha llevado a graves perjuicios legales, laborales y económicos a la entidad?

¿Supondrá esta sanción un punto y final a una manera de funcionar en EDE Taldea que considera los derechos de las y los trabajadores como algo que se puede ignorar alegremente y a las personas que los defienden como enemigos de la entidad?

Sección sindical de CNT en EDE Taldea

La postura de los responsables de EDE Taldea impide llegar a un acuerdo con las trabajadoras de ST3 en la mesa de negociación

  • Las trabajadoras de ST3 plantearon la reubicación en otras empresas del Grupo, ya que tienen derecho; aun así, propusieron diferentes soluciones a la empresa.
  • La oferta de la empresa fue en todo momento de despedir a las trabajadoras, ofreciendo poco más lo que la ley marca por despido cuando hay pérdidas.

El 25 de mayo acabó sin acuerdo la negociación entre EDE Taldea y las trabajadoras de ST3 Elkartea, abierta tras la presentación del concurso de acreedores voluntario por parte de los responsables de EDE Taldea, y que es obligatoria antes de que la empresa pueda extinguir los contratos de las y los trabajadores de ST3 Elkartea, es decir, despedirles, lo que sucederá con casi toda seguridad sucederá en los próximos días.

La empresa ha querido presentar a ST3 como una empresa independiente del Grupo, y no se ha movido de su proposición inicial de despedir a la plantilla. Los y las trabajadoras de ST3, a sabiendas de que estamos frente a un Grupo Laboral, han propuesto la reincorporación en las otras empresas del Grupo, ya que como ha quedado probado, el trabajo que ST3 realizaba va a seguir desarrollándose en el resto de empresas. La plantilla puso sobre la mesa la realidad de esta situación, que la empresa se negó a tratar. No quisieron ahondar en las causas que han llevado a ST3 a esta situación, su único objetivo era despedir a toda la plantilla.

Es por ello que la postura de la empresa apenas se ha movido en las cuatro reuniones mantenidas entre el 12 y el 25 de mayo. Además ha quedado clara su negativa a compensar a las trabajadoras de ST3 por la pérdida de su puesto de trabajo con una cuantía siquiera cercana a la indemnización que por ley tienen derecho al pertenecer a un grupo laboral que da beneficios. Desde la parte social esperábamos escuchar alguna solución realista más allá de los despidos, pero la empresa se mantuvo anclada en su posición inicial, negándose a escuchar ninguna propuesta que incluyese reubicaciones.

Ante todo esto, los despidos de toda la plantilla y sus posibles consecuencias para todo Ede Taldea, nos gustaría que alguien nos respondiera a estas preguntas:

  • ¿Quién asumirá la responsabilidad de haber mantenido esta actitud tan soberbia y cortoplacista en la mesa de negociación?
  • ¿Son conscientes la Junta de Patronato, la dirección y las responsables de Recursos Humanos y del Área Laboral del riesgo al que su gestión está abocando, una vez más, a EDE Taldea?
  • ¿Por qué los responsables de EDE Taldea prefieren gastar dinero en abogados e indemnizaciones en vez de acordar condiciones justas para sus trabajadoras?
  • ¿Optarán por volver a echar balones fuera y tratar de hacer responsables de las consecuencias de sus decisiones a las trabajadoras que sólo están defendiendo sus derechos y los sindicatos que les apoyan?

Por nuestra parte, sabed que seguiremos apoyando a las trabajadoras en la lucha por su puesto de trabajo en EDE Taldea y, en el caso de aquellos que por el maltrato recibido en este proceso prefieran no seguir trabajando en esta empresa, lograr una indemnización justa.

¡Porque digan lo que digan los responsables de EDE Taldea, las trabajadoras de ST3 Elkartea son parte de EDE Taldea y son nuestras compañeras!

Secciones sindicales de CNT, ESK, ELA y LAB en EDE Taldea

EDE Taldea condenada por vulnerar el derecho a huelga en ST3 Elkartea

  • La sentencia dice, una vez más, que Fundación EDE, Suspergintza, ST3 y Suspertu forman un grupo laboral.
  • También condena a Ostargi, considerada parte de EDE Taldea y ser la entidad que controla el grupo.
  • Obliga a dejar de sustituir a las y los trabajadores de ST3 en huelga y a pagar una indemnización.

El viernes 4 de mayo hemos recibido la sentencia del juicio celebrado el lunes 16 de abril ante la denuncia del comité de huelga de ST3 Elkartea de que EDE Taldea estaba vulnerando su derecho a la huelga, al sustituirles tanto con trabajadores del propio grupo, como recurriendo a empresas externas para minimizar o evitar el impacto y las consecuencias de su huelga.

A pesar de las sentencias y resoluciones existentes con anterioridad, los responsables de EDE Taldea negaron antes y durante el juicio que Fundación EDE, Suspergintza, ST3 y Suspertu formen un grupo y argumentaron que ST3 sólo era una empresa proveedora más (es decir, que las y los trabajadores de ST3 tienen la misma relación con EDE Taldea que las y los que arreglan las impresoras o limpian nuestras oficinas) y con la que había decidido rescindir el contrato al ponerse ésta en huelga.

La sentencia da la razón a las y los trabajadores de ST3 Elkartea en huelga y dice lo siguiente:

  • Fundación EDE, Suspergintza, ST3 y Suspertu forman un “grupo laboral patológico” llamado EDE Taldea, no sólo porque lo digan sentencias anteriores, sino porque las nuevas pruebas aportadas para este juicio lo confirman. Así, la sentencia habla de “infraestructuras compartidas, unidad de dirección, de gestión, de recursos humanos, etc.”
  • Incluye a Ostargi como parte de EDE Taldea y dice que es la organización que controla el grupo. En este sentido, la sentencia dice que “es quien designa la integridad de miembros del patronato de la Fundación EDE,…quien establece las orientaciones estratégicas del grupo, también en materia laboral,…realizando aportaciones económicas a EDE Taldea,… y evalúa anualmente la junta de patronato de EDE”.
  • La condena incluye al Obispado de Bilbao, entidad con la que la sentencia dice que EDE Taldea tenía una especial vinculación, por la extinción del contrato que tenía con ST3 con motivo de la huelga.

¿Qué consecuencias legales tiene esta sentencia?

  • La sentencia condena a Fundación EDE, Suspergintza, ST3, Suspertu, Ostargi y Obispado de Bilbao a dejar de vulnerar el derecho de huelga, es decir, a dejar de sustituir a las trabajadoras de ST3 Elkartea en huelga en las labores que éstas realizaban.
  • También les condena a pagar conjuntamente una indemnización de 12.000 euros.

Nuestra valoración de la sentencia y de la gestión de los responsables de EDE Taldea

  • Esta sentencia pone de manifiesto que los responsables de EDE Taldea han vulnerado un derecho fundamental de las y los trabajadores, el derecho a huelga, no dudando en mentir donde haga falta y en pasar por encima de los derechos de las personas que forman parte de la entidad.
  • Cuando los responsables de EDE Taldea dicen que no formamos un grupo, están mintiendo, y lo saben. No se trata de que haya dos versiones o puntos de vista sobre esta cuestión: hay sentencias judiciales, resoluciones de la Autoridad Laboral y actuaciones de Inspección de Trabajo que dicen que hay grupo laboral desde hace tiempo. El hecho de que las sentencias entiendan que las cuatro entidades de EDE Taldea funcionamos a efectos laborales como una sola empresa (con una sola dirección, toma de decisiones unificada en cuestiones financieras o de política de personal, trasvase de trabajadoras entre entidades del grupo, trabajadoras que desempeñan tareas en proyectos o programas de otras entidades, etc.) hace que cualquier tipo de medidas sobre relaciones laborales que se adopten tiene que ser a nivel de grupo y teniendo en cuenta los resultados económicos y la situación del conjunto.
  • La soberbia, la irresponsabilidad o la mala gestión de los responsables de EDE Taldea está llevando a la organización a gastar en abogados un dinero que escasea para defender en los tribunales vulneraciones de los derechos de las y los trabajadores que tienen perdidas de antemano.

Esperamos que esta sentencia suponga un punto de inflexión y los responsables de EDE Taldea actúen respeten los derechos de las y los trabajadores con todo lo que ello conlleva: reconocimiento de que somos un grupo laboral y de que las trabajadoras de ST3 lo son de un grupo que da beneficios y que, dado que su trabajo sigue existiendo (aunque ahora les hayan sustituido) y sigue siendo necesario, la solución a su situación pasa por su reubicación en el resto de entidades del grupo.

Esta sentencia, unida a otras anteriores y a otras vulneraciones y malas prácticas que se dan en nuestra empresa, debería avergonzar a una entidad que se reclama “social” y dice perseguir la transformación social.

Sección sindical de CNT en EDE Taldea